- Dentro del plan de acondicionamiento integral de los viales municipales que realiza anualmente el consistorio

- Entre otros se incluyen obras en los caminos la Mar de Vila-real, de Baix, del Palaciet, els Xurros, Llombai y diversas calles

- A los 750.000 euros de inversión para este ejercicio hay que sumar los más de 3 millones de euros invertidos en los últimos siete años por el gobierno municipal en pavimentación de caminos y calles


El Ayuntamiento de Borriana ha dado luz verde a la contratación del servicio de redacción del proyecto de obras, asistencia técnica a la dirección de las obras y el servicio de coordinación de seguridad y salud para el acondicionamiento de caminos y viales municipales durante este año 2023, según ha anunciado la alcaldesa, Maria Josep Safont.

El contrato menor, por un valor estimado de 9.750 euros, comprende la redacción del proyecto para una quincena de obras en tres lotes, con una inversión que asciende a cerca de 600.000 euros para mejoras y acondicionamiento de la red de caminos rurales del termino municipal que se deterioran continuamente por el efecto del tráfico, el agua y la meteorología.

Actuaciones que se enmarcan en el plan anual de acondicionamiento integral de los caminos y viales municipales que realiza anualmente el consistorio desde 2015, la mayoría en vías de comunicación secundaria pero que soportan mucho tráfico agrícola y, también, que sirven como vías alternativas entre diferentes zonas del municipio.

En estos últimos siete años, la inversión hecha por el gobierno municipal en pavimentación de caminos urbanos y rurales supera los 3 millones de euros, y para el ejercicio 2023 está prevista una inversión de 750.000 euros, en total 4 millones de euros en dos legislaturas. Se trata de actuaciones dirigidas a favorecer la seguridad vial, la accesibilidad, la movilidad sostenible o el acondicionamiento de zonas.

Las actuaciones de este año, divididas en tres lotes, suponen una inversión de 575.214 euros. Así, en el primer lote, con una valoración global aproximada de 182.993 euros, se incluirán las obras de reparación del pavimento y reasfaltado en diferentes tramos del camí la Mar de Vila-real, camí els Xurros y de las calles Poeta Calzada (aparcamiento), Músic Ibáñez entre Poeta Calzada y San Juan Bosco y, por último, de la calle la Mota.

Mientras que el segundo lote, por un valor estimado de 191.990 euros abarcará la pavimentación y acondicionamiento del camí de Baix y diferentes tramos del camí Llombai desde el camí les Tancades hasta el camí les Monges, y desde el acceso al complejo deportivo municipal de Llombai hasta la avenida Jaume I.

Finalmente, el lote tres, con una valoración aproximada de 201.230 euros, incorpora la pavimentación y mejoras en diferentes tramos del camí del Palaciet, camí del Corrent, la vía de servicio de la carretera de Nules, el camí del Cedre y las calles Siervas de Jesús, Albert Einstein y Leonardo da Vinci.

Todas ellas, unas actuaciones que contribuyen al mantenimiento y desarrollo sostenible de las zonas rurales del municipio y viales, y ponen en valor su entorno natural, con actuaciones integrales de regeneración, que les devuelvan las condiciones adecuadas de funcionalidad y servicio de una manera efectiva.

Las actuaciones contemplan, entre otros trabajos, el desbroce y limpieza de márgenes, obras de drenaje, demolición del firme existente y ejecución de una nueva capa de rodadura de aglomerado asfáltico.

Las obras se ajustan al trazado actual de los caminos, en los que se mejoran y homogenizan anchos, que a su vez no implican la construcción de nuevos trazados. Estos trabajos está previsto que concluyan a finales de año.

- El consistorio cuenta con un presupuesto de más de 640.000 euros para la primera y segunda fases que se ejecutarán este mismo año

- El Ayuntamiento informa a los vecinos y vecinas de las obras de restauración del pavimento de la calle y de la renovación de colectores

- Incluye una doble canalización de aguas para evacuar, en caso de necesidad, el agua de las fuertes lluvias directamente al río

 

El Gobierno local de Burriana acometerá después de Semana Santa la reurbanización y renovación total de la céntrica calle del Barranquet para incluir, además de la restauración del pavimento de la calle que actualmente está en muy mal estado, la mejora y renovación de los colectores, evitando el estancamiento de agua en momentos de fuertes lluvias. Un proyecto al que destinará un total de 640.000 euros y que el consistorio prevé ejecutar en dos fases este mismo año.

Así lo ha aclarado la alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, después de la reunión informativa mantenida este mediodía con los vecinos y vecinas de las zona para darles a conocer las principales características de la obra y solventar las dudas que pudieran tener, al tiempo que ha pedido disculpas y comprensión de antemano por las molestias que normalmente generan las obras.

Sin embargo, ha expuesto Safont, una vez finalizadas, la intervención supondrá “una mejora considerable de la vía urbana para los residentes de la zona y para las personas viandantes que transitan por ella, y una solución en relación a la problemática de las inundaciones que se producen de forma habitual cuando llueve más fuerte de lo normal”.

En la reunión han participado el ingeniero municipal y los concejales de Servicios Públicos, Vicent Aparisi, y de Urbanismo, Bruno Arnandis, acompañados de otros miembros de la corporación, donde han expuesto que las obras se han proyectado para después de Fallas y de Semana Santa para no dificultar las celebraciones, y supondrán “la renovación completa del Barranquet, para transformarlo en zona de uso peatonal, rebajando las aceras hasta el nivel de la calzada, dando prioridad a los peatones, eliminando además la barrera que suponen los escalones de las aceras para la movilidad de los viandantes”.

A los 231.040 euros previstos en el presupuesto de 2023 para las obras, hay que añadir la aportación de 238.000 euros de la Diputación y otros 172.000 euros de la modificación de créditos con remanentes de 2022 aprobados esta semana en el pleno municipal, precisamente para incluir además de la restauración del pavimento de la calle que está en mal estado, una doble canalización de aguas en el tramo entre la plaza del Pla hasta la calle de la Misericòrdia, de hasta 3 metros de profundidad para evacuar, en caso de necesidad, el agua de las fuertes lluvias directamente al río y evitar su estancamiento.

Las obras adjudicadas a la mercantil Facsa constan de dos fases que se realizarán correlativamente. En la primera parte, los trabajos incluyen la mejora y renovación del pavimento de la calle que actualmente está en muy mal estado y también de los colectores para evitar el estancamiento de agua en momentos de fuertes lluvias, en el tramo entre la plaza de Pla hasta casi la calle Sant Agustí, 160 metros aproximadamente.

Con el cambio, el vial quedará como una calle de plataforma única, para lo que se deberá demoler el adoquín y la acera hasta 20 cm por debajo de la rasante, y pasará de ser una zona 30 a una zona limitada a 20 kilómetros por hora para los vehículos. Posteriormente, se acometerá la segunda parte también este año hasta completar los apróximadamente 300 metros para finalizar la mejora de la calle en su totalidad.

Según ha explicado el concejal de Servicios Públicos, el gobierno municipal pretende “dar uniformidad al casco antiguo”, y ha destacado que se ha dado prioridad a este vial porque “es una calle muy transitada y ya en muy malas condiciones. Su estado actual es deficiente y mediante la repavimentación se conseguirá una única plataforma, situando al mismo nivel el itinerario peatonal y el de vehículos y, además, se aprovechará para renovar y mejorar la red pública de evacuación de aguas y el alcantarillado”.

“Ya se hicieron actuaciones similares en la calle Sant Pasqual y Sant Xotxim, y seguiremos así cerrando el anillo del centro urbano”, ha argumentado Aparisi, quien ha recalcado “el importante patrimonio modernista de la zona que hay que poner en valor”.

En esta calle seguirán aparcando vehículos, al menos hasta que se pongan en marcha los aparcamientos disuasorios en la zona cercana del río. “La idea es ir vaciando de vehículos el centro, pero primero hay que preparar las infraestructuras”, ha indicado Aparisi.

En la actualidad, la calle cuenta con numerosos baches y el adoquinado en mal estado, en la calzada se pueden observar parcheados con hormigón, ya que se han realizado trabajos para la renovación de parte de la red de alcantarillado, por lo que se aprovechará las obras para dejar el pavimento en condiciones, así como para cambiar y aumentar las tuberías de alcantarillado y suministros, incluso en la primera parte de la calle, donde el Ayuntamiento ya realizó actuaciones de emergencia ante la pérdida de agua de las conducciones.

Las aceras, además, no son accesibles puesto que algunas de las rampas existentes en pasos peatonales no están completamente enrasadas a nivel de calzada, de esta forma, queda un desnivel entre la acera y la calzada. Además, una de las aceras es estrecha, no superando los 90cm de anchura, dificultando así el tránsito de los peatones.

- Los trabajos de desratización y desinsectación se realizarán en el casco urbano y en la zona marítima de la localidad

- Todos los datos sobre los niveles de actividad encontrados van a estar georreferenciados, lo que permitirá un mejor análisis de los mismos


El Ayuntamiento de Burriana y Facsa, empresa concesionaria de la gestión de los servicios de abastecimiento de agua potable y alcantarillado en la localidad, han puesto en marcha por noveno año consecutivo, los trabajos de desratización y desinsectación en la red de alcantarillado del municipio.

Durante este mes de marzo se está procediendo a ejecutar los trabajos de control de plagas en el alcantarillado del municipio, tanto en la ciudad, como en la zona marítima, una iniciativa de carácter preventivo que, según ha explicado el concejal de Servicios Públicos, Vicente Aparisi, tiene por objeto “evitar la proliferación de insectos y roedores en la red de saneamiento municipal, para mantenerla en óptimas condiciones higiénico-sanitarias y minimizar posibles riesgos para la salud y el medioambiente”.

Este año, ha detallado Aparisi, se incorporan tres importantes novedades, la primera de ellas el uso de pintura insecticida, “con efectividad contrastada para su uso en los lugares donde se ha detectado mayor presencia de insectos rastreros”.

Otra importante novedad es que todos los datos sobre los niveles de actividad encontrados van a estar georreferenciados, lo que permitirá, a su juicio, “un mejor análisis de los mismos por parte de los gestores, identificar con mayor precisión los lugares con mejores condiciones para el desarrollo de plagas y, por tanto, diseñar las mejores estrategias para controlar su población”. La tercera novedad es que se alternará el uso de productos atrayentes como repelentes contra rastreros en función del área y los niveles observados.

Por su parte, el jefe de servicio de Facsa, Alejandro Boado, ha explicado que con el fin de garantizar la efectividad del tratamiento, pasados unos meses, el personal de Facsa realizará nuevas tareas de refuerzo.

Además, para asegurar la efectividad de este tratamiento preventivo, tanto Aparisi como Boado han solicitado la colaboración ciudadana, porque “la actuación más eficaz para luchar contra las plagas urbanas radica en combinar y coordinar los esfuerzos que se realizan en el alcantarillado público con los tratamientos complementarios de particulares” y, por ello, han aconsejado a los vecinos y vecinas, en los días previos, utilizar productos de uso doméstico en el interior de edificios y acometidas particulares y acondicionar las viviendas deshabitadas y solares.

Del mismo modo, se ha recordado a la ciudadanía que puede contactar con la oficina de atención al cliente de Facsa o con el Ayuntamiento ante un posible caso de proliferación de ratas o insectos, a fin de que se lleve a cabo un refuerzo especial en la zona afectada.

Al respecto, el concejal de Servicios Públicos ha advertido sobre la posibilidad de que durante el tratamiento, “inicialmente, se genere una mayor actividad en los insectos debido al efecto que producen los biocidas”, también ha asegurado que el mejor remedio para evitar su proliferación es la colaboración de todos y todas.

Toda la información y consejos preventivos sobre el tratamiento contra las plagas urbanas se puede consultar a través de unos dípticos informativos que el Ayuntamiento de Burriana y Facsa han editado y repartido en las distintas dependencias municipales, centros públicos y en establecimientos con actividades de restauración. Además, se pueden consultar en distintos edificios municipales de la localidad.

- El Plan de renovación de la red de agua potable y alcantarillado 2023 cuenta con un presupuesto que asciende a 1.242.569 euros

- Desde el inicio del contrato, en el año 2015, se ha invertido cerca de 8,5 millones de euros en la renovación de más de 28 km de la red de abastecimiento y 13,5 km de la red de alcantarillado


El Ayuntamiento de Burriana destinará este año una inversión de 1.242.569 euros al Plan de Renovación de la Red 2023, en el que Facsa acometerá este año, entre otras actuaciones, la renovación integral de más de 6.200 metros de conducciones y canalizaciones y la sustitución de los cuadros eléctricos de las infraestructuras.

Con el compromiso de mejorar la eficiencia y sostenibilidad del servicio, el Ayuntamiento y Facsa, la empresa concesionaria del servicio de abastecimiento de agua potable y la gestión del alcantarillado en la localidad, han presentado el plan director para 2023 que recoge las actuaciones de renovación y mejora de estas infraestructuras previstas para el actual ejercicio, con un plazo de ejecución de 9 meses y del que se dará cuenta en el próximo pleno municipal previsto para mañana jueves 2 de marzo.

Según han explicado la alcaldesa de Borriana, Maria Josep Safont, y el jefe del servicio de Facsa, Alejandro Boado, concretamente este año el plan incluye actuaciones de renovación de la red de abastecimiento y de alcantarillado en 18 calles, avenidas y plazas de diferentes zonas del municipio, mejorando la accesibilidad en la mayoría de ellas.

Por su parte, el concejal de Servicios Públicos, Vicente Aparisi, ha asegurado que con estos trabajos, que suponen una mejora desde el punto de vista de la eficiencia del servicio y la sostenibilidad, “se aprovechará también para ampliar las aceras de algunas de las calles implicadas y mejorar las condiciones de accesibilidad de las mismas”.

Entre ellas ha señalado que se acometerá la mejora de accesibilidad del Paseo San Juan Bosco ya que actualmente tiene un tramo de acera “muy estrecho que coincide con la entrada del colegio”.

Para Alejandro Boado, este plan, que implica una inversión de más de un 1,2 millones de euros, supone una “apuesta firme por la tecnología como camino para lograr mejorar la eficiencia y la sostenibilidad, dos aspectos clave que repercuten en el valor del servicio que se ofrece a la ciudadanía”.

Ha destacado en este sentido que la tecnología será parte fundamental de este nuevo proyecto porque, durante este año, “se continuará con la instalación de módulos de radio para la emisión de lectura de contadores interiores que posibilitan conocer el consumo exacto sin entrar en el domicilio”.

En lo referente a la red de abastecimiento de agua potable, ambas entidades acometerán, a lo largo de este ejercicio, la renovación integral de 3.955 metros de conducción y, en relación con la red de alcantarillado, la compañía emprenderá las labores de renovación de 2.275 metros de canalizaciones.

Estas actuaciones, tal y como ha indicado el jefe del servicio de Facsa, Alejandro Boado, “además de evitar posibles averías, reportan importantes beneficios en la calidad del servicio de agua a los vecinos y vecinas, ya que optimizan el rendimiento de la red y limitan al máximo las pérdidas de agua”.

La empresa concesionaria y el Ayuntamiento han recordado que, desde el inicio del contrato en el año 2015, se ha invertido cerca de 8,5 millones de euros en la renovación de más de 28 km de la red de abastecimiento y 13,5 km de la red de alcantarillado del municipio.

Con este nuevo Plan de renovación, han manifestado al respecto Aparisi y Boado, Facsa y el consistorio certifican su compromiso con la mejora continuada del servicio y la promoción de un uso sostenible del agua, ya que todas estas actuaciones “ratifican la labor que estamos llevando a cabo para actualizar las redes de abastecimiento y saneamiento del municipio, al objeto de mejorar la calidad del servicio que prestamos a la ciudadanía y minimizar el riesgo de posibles averías”.

Jornada escolar de concienciación contra los excrementos de perros en vías públicas en Burriana
  • - Han participado cerca de 60 escolares acompañados de profesorado de los CEIP Roca i Alcaide, Penyagolosa, Pare Vilallonga, Cardenal Tarancón, el colegio Villa Fátima y el CEE Pla d'Hortolans


Varios centros educativos han realizado esta mañana, con la colaboración del Ayuntamiento de Burriana, una jornada de concienciación sobre la importancia de recoger los excrementos de perros en la vía pública del municipio.

Así, cerca de 60 escolares acompañados de profesorado de los CEIP Roca i Alcaide, Penyagolosa, Pare Vilallonga, Cardenal Tarancón, el colegio Villa Fátima y el CEE Pla d'Hortolans , han señalado en un recorrido los excrementos que se han encontrado en los itinerarios programados.

El recorrido ha finalizado en la plaza Mayor, donde la alcaldesa, Maria Josep Safont, junto al regidor de Educación, J. Ramon Monferrer les han recibido y tras agradecerles la implicación en la jornada de concienciación, han escuchado las impresiones y experiencias de la iniciativa.

Una jornada de concienciación que se completará con una exposición de las fotos realizadas durante el recorrido que se mostrará en marzo en la plaza Mayor.

La alcaldesa de Borriana ha aprovechado la iniciativa para recordar que “los excrementos sin recoger representan un foco potencial de infecciones, especialmente para los niños y las personas en silla de ruedas”, pero ha advertido, “no es solo es un problema higiénico, también afecta al gasto municipal en limpieza, al tiempo que genera conflictos entre los infractores y el resto de los vecinos y las vecinas”.

En esa línea ha matizado que los excrementos caninos sin recoger constituyen “un serio problema higiénico, pero también económico y de convivencia”, es más, ha añadido, “su presencia en la vía pública es el aspecto peor valorado en las encuestas de limpieza urbana realizadas por la OCU”.

Por ello, ha subrayado la importancia de recoger los excrementos y ha hecho un llamamiento a los dueños y dueñas de los canes solicitándoles “un comportamiento cívico que incluya gestos como llevar bolsas para recoger excrementos o botellas con agua del grifo para verter tras los micciones y la recogida de excrementos”.

También ha recordado que aceras, jardines y, por supuesto, parques infantiles son “zonas de defección prohibidas” y que la no recogida “está prohibido y sancionado con multas desde 100 euros, según dispone la ordenanza municipal reguladora”.




- En dos lotes que ascienden a 104.881 euros para los dos tramos proyectados, según ha avanzado el concejal de Santa Bàrbara y de Servicios Públicos, Vicente Aparisi


La Junta de Gobierno municipal de Burriana ha aprobado la adjudicación en dos lotes de las obras para prolongar la acera existente en el camí la Cossa en la antigua CV1850, en el entorno de Santa Bàrbara, con un presupuesto que asciende a 104.881,56 euros para los dos tramos, según ha anunciado el concejal de Santa Bàrbara y de Servicios Públicos, Vicente Aparisi.

Las mercantiles encargadas de la ejecución serán Becsa SA para un tramo por valor de 50.444,15 euros y Latra 2010 SL para el otro tramo por valor de 54.437,90 euros. Se trata, ha explicado el edil, de dar una solución constructiva para “la mejora de recorridos peatonales y aumentar la seguridad de los viandantes”.

En la actualidad, ha explicado Aparisi, “tan solo existen recorridos peatonales protegidos en los alrededores del edificio de las antiguas escuelas, que actualmente alojan el centro social, por lo que en el resto del núcleo principal de Santa Bàrbara se genera una zona de peligrosidad alta”.

Por ello, ha precisado, se realizarán obras en dos tramos. Por un lado, se prolongará la acera existente en la margen norte del camino hasta la confluencia entre el camí la Cossa y el camí del Masquemado, incluyendo la prolongación de la red de drenaje de pluviales existentes.

En cada una de las viviendas y parcelas se ejecutará una acometida domiciliaria para canalizar las aguas procedentes del interior, y se construirá una acera peatonal de hormigón similar a la existente.

Por otro lado, el segundo tramo supone prolongar la acera existente en la margen norte de la antigua CV1850, en su extremo oeste hasta el acceso al camí Serra, y consistirán, al igual que en el otro tramo, en la prolongación de la acera existente en la margen norte, incluyendo la ampliación de la red de drenaje de pluviales existente.

Para Aparisi, “este es solo un paso más en esta apuesta del gobierno municipal por dar más servicios a esta zona del término municipal. Se trata de una actuación muy importante, ya que se ha proyectado a petición de los propios vecinos”, y ha asegurado que desde el gobierno municipal “continuaremos trabajando para seguir mejorando los servicios a los vecinos de Santa Bàrbara”.

El Ayuntamiento de Burriana adjudica las obras de remodelación del Barranquet
  • - El consistorio cuenta con la financiación al 100% del plan de Diputación “Castelló Avança” para las obras

  • - Se creará una doble canalización de aguas para evacuar, en caso de necesidad, el agua de las fuertes lluvias directamente al río.


 La Junta de Gobierno Local de Burriana ha aprobado la adjudicación a la mercantil Facsa de la primera parte de la reurbanización de la céntrica calle del Barranquet por 235.620 euros, al objeto de transformarla en zona de uso peatonal, rebajando las aceras hasta el nivel de la calzada, para dar prioridad a los peatones, eliminando además la barrera que suponen los escalones de las aceras para la movilidad de los viandantes.

Los trabajos incluyen la mejora y renovación del pavimento de la calle que actualmente está en muy mal estado y también de los colectores para evitar el estancamiento de agua en momentos de fuertes lluvias, en el tramo entre la plaza de Pla hasta la calle Sant Agustí. Con este objetivo se creará una doble canalización de aguas para evacuar, en caso de necesidad, el agua de las fuertes lluvias directamente al río.

Con el cambio, el vial quedará como una calle de plataforma única, para lo que se deberá demoler el adoquín y la acera hasta 20 cm por debajo de la rasante y pasará de ser una zona 30 a una zona limitada a 20 kilómetros por hora para los vehículos.

Esta es la primera parte de la obra de reurbanicación de la calle, puesto que también está previsto en 2023 completar los aproximadamente 70 metros que quedarán de calle con un presupuesto aún mayor para finalizar la mejora de la calle en su totalidad. La primera fase está financiada al cien por cien por el Plan de Obras de la Diputación y la segunda con recursos municipales.

Las obras de la primera parte comenzarán después de Pascua, en el primer semestre de 2023 y cuentan con un plazo de ejecución de 6 meses que contabilizarán a partir del día siguiente de la fecha de la firma del acta de replanteo.

Según ha explicado el concejal de Servicios Públicos, el gobierno municipal pretende “dar uniformidad al casco antiguo”, y ha destacado que se ha dado prioridad a este vial porque “es una calle muy transitada y ya en muy malas condiciones. Su estado actual es deficiente y mediante la repavimentación se conseguirá una única plataforma, situando al mismo nivel el itinerario peatonal y el de vehículos y, además, se aprovechará para renovar y mejorar la red pública de evacuación de aguas y el alcantarillado”.

“Ya se hicieron actuaciones similares en la calle Sant Pasqual y Sant Xotxim, y seguiremos así cerrando el anillo del centro urbano”, ha argumentado Aparisi, quien ha recalcado “el importante patrimonio modernista de la zona que hay que poner en valor”.

En esta calle seguirán aparcando vehículos, al menos hasta que se pongan en marcha los aparcamientos disuasorios en la zona cercana del río. “La idea es ir vaciando de vehículos el centro, pero primero hay que preparar las infraestructuras”, ha indicado Aparisi.

En la actualidad, la calle cuenta con numerosos baches y el adoquinado en mal estado, en la calzada se pueden observar parcheados con hormigón, ya que se han realizado trabajos para la renovación de parte de la red de alcantarillado, por lo que se aprovechará las obras para dejar el pavimento en condiciones, así como para cambiar y aumentar las tuberías de alcantarillado y suministros, incluso en la primera parte de la calle, donde el Ayuntamiento ya realizó actuaciones de emergencia ante la pérdida de agua de las conducciones.

Las aceras, además, no son accesibles puesto que algunas de las rampas existentes en pasos peatonales no están completamente enrasadas a nivel de calzada, de esta forma, queda un desnivel entre la acera y la calzada. Además, una de las aceras es estrecha, no superando los 90 cm de anchura, dificultando así el tránsito de los peatones.

- Mediante la subvención del Ivace de 57.738 euros que supone una segunda intervención en la zona

- En los últimos 4 años la inversión global para la mejora de áreas industriales en Burriana por parte del IVACE se eleva a alrededor de 700.000 euros


El Ayuntamiento de Borriana ha comenzado las obras para mejorar, modernizar y dotar de infraestructuras y servicios del área industrial comprendida entre el camí Fondo, camí Xamussa y camí l'Eccehomo, una actuación subvencionada por el IVACE con 57.738,95 euros, según ha avanzado el concejal de Ordenación del Territorio, Bruno Arnandis, en la visita realizada junto al concejal de servicios Públicos, Vicente Aparisi.

Las obras adjudicadas a Becsa SAU por un importe de 54.208 euros y con un plazo de ejecución de aproximadamente 45 días servirá para “mejorar considerablemente esa zona industrial y la productividad existente” y, con ello, “potenciar y favorecer la implantación de nuevas industrias que reactiven la actividad económica”, ha asegurado Arnandis.

Al respecto, ha resaltado que todas estas actuaciones de mejora en el espacio industrial-empresarial “redundan directamente en las empresas en ellos instaladas, en los trabajadores y trabajadoras, así como en la ciudadanía y los usuarios del polígono”.

La finalidad, ha explicado, es “resolver el problema de movilidad que existe en este área industrial mediante la adecuación de una zona de aparcamiento para vehículos en la parcela municipal y la mejorar viaria y seguridad vial, ya que en la actualidad tiene carencias que requiere la delimitación y señalización de las zonas destinadas a la circulación de peatones, ciclistas y vehículos”, cuestiones que se resolverán mediante la mejora de la señalización horizontal de la calzada y del carril bici con una separación física que servirá para mejorar la movilidad urbana sostenible.

También, ha indicado Arnandis, con esta actuación se mejorará los servicios e infraestructuras urbanas de la zona, porque en la actualidad existen servicios urbanos en situación muy precaria, como son la red de alumbrado, saneamiento, abastecimiento y reciclaje, así como la imagen del polígono mediante la mejora de la zona verde existente, situada en una parcela del Ayuntamiento.

Además, se mejorarán las zonas verdes, al igual que se prevé la implantación de sistemas de gestión de residuos. Por otro lado, Arnandis ha destacado que se invertirá en la seguridad del polígono con la instalación de cámaras de control de tráfico conectadas al servicio de Policía Local. Asimismo, se mejoraran los servicios de alumbrado, red de agua potable y saneamiento.

Arnandis ha precisado que esta nueva iniciativa de remodelación de la zona industrial del camí Fondo se suma al realizado en el año 2018, en el que el Ayuntamiento de Burriana invirtió junto al IVACE alrededor de 375.000 euros en su mejora.

En los últimos 4 años, la inversión global para la mejora de áreas industriales en Burriana por parte del IVACE se eleva a alrededor de 700.000 euros, teniendo en cuenta que realmente se trata de tres años, porque en 2020 la convocatoria del IVACE se anuló a causa de la pandemia.

El pasado año 2021 el Ayuntamiento ejecutó las obras para la mejora, modernización y dotación de infraestructuras y servicios en el área industrial de la carretera de Nules, con una inversión de algo más de 141.500 euros, subvencionados en su mayor parte por el IVACE. Un proyecto que el consistorio implementó también con un carril bici a lo largo de la calle Argila para conectar con el ya existente en la CV-18, para fomentar la movilidad sostenible en los desplazamientos al polígono.

Asimismo, en el año 2019 el Ayuntamiento invirtió junto al IVACE, un total de 156.960 euros en la remodelación del polígono industrial de Carabona y entre 2018 y 2019, otros 376.863 euros en la mejora de la zona industrial del camí Fondo y el Eccehomo.